La chilena Florencia Oz se hace con el primer premio en el Concurso Nacional de Arte Flamenco en Córdoba

La chilena Florencia Oz se hace con el primer premio en el Concurso Nacional de Arte Flamenco en Córdoba

CONCURSO NACIONAL DE ARTE FLAMENCO DE CÓRDOBA

SECCIÓN BAILE

Nos interesa, y mucho, la actualidad del baile flamenco. No podía ser de otra manera. Pero nos referimos, por si no ha quedado claro,  a todo el baile. Al que vino, viene y al que vendrá. De este último nos puede dar buena muestra el palmarés del recién concluido Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, en cuya modalidad de baile hemos tenido noticias de cuatro finalistas bien conocidos por el público de “Villa Rosa”. Eran Hugo López, Isabel Rodríguez, Águeda Saavedra y Florencia Oryan “Florencia Oz”.

El primer premio fue a parar a esta última, Florencia O`Ryan Zúñiga, chilena de 32 años que, por unanimidad, copó todos los focos del gremio tras el concurso.

Notición porque desde 1995 una extranjera no se llevaba los premios de baile en tan prestigioso certamen. Señal de la buena salud del flamenco y el eco que sigue teniendo este arte allende los mares.

Florencia Oz, Final del Concurso Nacional de Arte Flamenco Córdoba. Foto cedida por Rafael Manjavacas.

 

Así que no lo dudamos y quedamos con la ganadora para conocer más de ella, que seguro vendrá bien a la parroquia flamenca, porque aquí hay carrera.

“Traté de hacerlo con el corazón, para mí misma, sentirme conectada conmigo sin mirar tanto el resultado”

 

Viendo el devenir del concurso ¿Te lo esperabas?

“Para nada. Definitivamente no. Vi las actuaciones en vídeo de mis compañeros, que estuvieron a gran nivel y no me lo podía imaginar. El listón fue muy alto, hubo momentos de algunos de ellos que me enamoraron de verdad y es que ni por asomo me pude imaginar ganar. Yo traté de hacerlo con el corazón, para mí misma, sentirme conectada conmigo sin mirar tanto el resultado. Se trataba de disfrutar”.

 

¿Cómo lo preparaste?

“Pues prácticamente todo lo llevé nuevo.  La caña, la bulería, la seguiriya no tanto pero sí su estructura. Así que contentísima con la elección y el trabajo”.

 

Resides en Sevilla

“Sí, desde 2007 en que llegué a España. No me planteé pasar por Madrid. De aquí tenía noticias de escuelas, maestros y, por un amigo, supe que quería pasar por la escuela de Manuel Betanzos, entre otras, y aquí sigo”.

 

Y no te planteas cambiar, por lo que se ve

“Nunca se sabe, pero de momento no. Quizá en el futuro volver con mi familia en Chile, pero por el momento no”.

 

¿Eras “concursera”?¿Tenías mucho bagaje en concursos?

Florencia O’Ryan en el Concurso de Baile Villa Rosa 2013.

“Sí, y la verdad es que son experiencias que considero bonitas. No se trata de ganar, se trata de aprender. Además, cada concurso requiere de retos diferentes. Como el de “La Perla”, que me hizo trabajar mucho el mantón. O el de “Villa Rosa” que te hace ponerte las pilas en formato tablao. También me presenté al certamen coreográfico de Madrid donde tienes que preparar cosas de música, vestuario, escenografía… en fin, cada uno tiene lo suyo. Y una amiga me insistió en ir a Córdoba y… ya ves”.

 

Háblame de tu formación, tanto en Chile como en España

“La verdad es que siempre, desde chiquitita me gustaba mucho el baile. Hice la asignatura de euritmia en mi colegio Waldorf de Santiago de Chile y, mientras que a la mayoría de mis compañeros no le gustaba, a mí sí. También estudié “butoh”, que es una danza japonesa. Me licencié en danza en la Universidad de Chile, fui a academias de flamenco allí y, bueno, al ser joven eres más lanzada y me vine a España. Y menos mal, el flamenco me llamaba muchísimo y caí como te decía en Sevilla. Aquí estuve en la academia de Juan Polvillo, Manuel Betanzos, con Alicia Márquez, algo en Cristina Heeren, pero no te mentiría si te digo que lo máximo de mi formación ha sido autodidacta.

Fueron años de trabajar de camarera, para no depender sólo de la ayuda de mis padres y con mi amiga israelí Adi Mabdat viví en un estudio en la calle Tejares. Necesitaba bailar, como fuera”.

 

Nadie te ha regalado nada

“Desde luego que no”

 

Eso es un ejemplo para los jóvenes flamencos y para los que ven el flamenco desde fuera como algo inalcanzable

“Eso me han dicho estos días desde mi país”.

 

¿Qué repercusión has notado?

“De momento ni lo he asimilado. Sólo entrevistas, mensajes preciosos de mis compañeros y, bueno, alegría total. Es algo que está demasiado reciente”.

 

¿Y tu futuro por dónde pasa?

“Pues por los ensayos de “Fandango” con David Coria en Madrid. Es un espectáculo que llevaremos el día 23 al teatro Chaillot de París. Alguna gira con él, cursos en Polonia, tablaos en Sevilla. Y lo que venga”.

 

 

En cuanto al cante, el claro vencedor fue Francisco Escudero Márquez “El Perrete”, cantaor pacense que también lleva una importante racha de éxitos en diferentes concursos y festivales por toda la geografía nacional. Se impuso en la final a Enrique “Afanador”, Rocío Belén y Ángeles Toledano.

 

 

La guitarra, por su parte, contó en esta edición con la victoria de José Fermín Fernández, granadino nacido en 1995 que además es uno de los pocos guitarristas que puede presumir de, en un mismo año, ganar el Bordón Minero del Festival del Cante de las Minas y el Nacional de Córdoba. Su intervención en la final le valió el premio por unanimidad frente a las sonantas de Agustín Carbonell “Bola”, Álvaro Martinete y Alberto López.

 

Redacción Villa Rosa 

Agradecimientos a Rafael Manjavacas y a Pablo San Nicasio.

Sin comentarios

Publicar Comentario

Síguenos en: