Don Antonio Chacón, su 150 Aniversario

Don Antonio Chacón, su 150 Aniversario

Don Antonio Chacón, nació en Jerez de la Frontera un 16 de mayo 1869, lo que hace que este 2019 se cumpla el 150 aniversario de su nacimiento. Es por eso que este mes le dedicamos las líneas de nuestro blog, a uno de los grandes cantaores del siglo XIX.

Sin ninguna duda fue un cantaor de mundo. Con dieciséis años ya actuaba en el café cantante de Juan Junquera, donde empezó su andadura. Su primera gira profesional la hizo por ferias de provincias andaluzas como Cádiz, Sevilla y Huelva, y también Extremadura. Y es en 1889, cuatro años más tarde, cuando hace una gira triunfal por todo el país, ya marcando una manera de vestir basada en el señorío y la elegancia. Ámbito, el del vestuario, en el que también marcaría un antes y un después en el mundo del flamenco.

Su voz y su técnica se asemejan a las de un tenor lírico, con lo que unido a su talento musical y creativo, contribuye de forma esencial al desarrollo de una nueva forma de interpretar y de entender el flamenco, perfeccionando lo ya existente y poniendo en boga estilos como la malagueña, la granaína, los estilos levantinos y las milongas americanas.

Pasó toda su vida de café en café de España compartiendo su potente voz y haciendo que los locales se llenaran de público para escucharla una y otra vez: Café Filarmónico de Sevilla, Café de Utrera, Café del Burrero, Café del Puerto, Café de Fornos, Café de Chinitas de Málaga… Hasta llegar al Villa Rosa en torno al año 1920, gracias a una astuta maniobra de Tomás Pajares, propietario del Tablao por aquel entonces, quien le ofreció un importante contrato en el momento oportuno y le sacó de Los Gabrieles, donde cantaba en ese momento. Y es que por aquel entonces las relaciones entre Don Antonio Chacón y el propietario de Los Gabrieles, local de la calle Echegaray donde Chacón sentaba cátedra de Papa del flamenco desde hacía unos cuantos años, no estaban en su mejor momento. Tomás Pajares, sabedor de ésta circunstancia y del éxito de Los Gabrieles debido a la presencia de Chacón, ofreció su local al gran cantaor para que dispusiera de él a su gusto y Don Antonio firma un contrato que le unirá de forma permanente a Villa Rosa junto con su alter ego, el guitarrista madrileño Ramón Montoya.

En efecto, Don Antonio se trasladó a Villa-Rosa con todo su séquito de cantaores, guitarristas y aficionados de notable poder económico. Y entonces comienza la leyenda del que se convertirá en el templo del flamenco en Madrid.

La nueva etapa se inició con una fiesta organizada por el Conde de los Andes, buen aficionado, en honor de Chacón. Le acompañaron el gran guitarrista Ramón Montoya y el cantaor Manolo Pavón. Don Antonio desplegó su amplio repertorio rodeado del público más distinguido. Se dice que allí hubo 21 títulos nobiliarios y que la Plaza de Santa Ana estaba llena de coches blasonados.

Desde entonces en Villa-Rosa se escucharon los ecos de los mejores cantaores y guitarristas, todos ellos capitaneados por D. Antonio Chacón, considerado el Rey del Cante Flamenco Andaluz, convirtiéndose en centro de reunión donde alternaban los viejos maestros consagrados con las nuevas generaciones que darán paso a la denominada Ópera Flamenca con grandes espectáculos que recorrerán todo el país y que convertirán el flamenco en un fenómeno social.

Los “señoritos” amantes del flamenco pasaban noches deleitándose con el cante y guitarra en los reservados que en la planta de abajo había, escuchando de forma privada a los artistas que ellos mismos elegían. Y es que antiguamente… la parte de arriba era también lugar de reunión de muchos aficionados, bohemios como Hemingway, actrices atraídas por los toros y el flamenco como Ava Gadner; gente del mundo del toreo, como Dominguín; de la militancia, como Primo de Rivera; e incluso de la monarquía: el rey Alfonso XIII –de quien se dice accedía a Villa-Rosa por los pasadizos que comunicaban el local y el Palacio Real-

Antonio Chacón García originaba esplendor por cualquier sitio en el que actuaba, dejaba en la sombra todo lo demás. Tanto, que cuando compartía público con otros cantaores de la época en una misma noche, estos pedían salir antes que Chacón para asegurarse el aplauso. De la otra manera, la gente se marchaba una vez que actuara el jerezano.

Es sin duda un icono de la historia del flamenco de España y todo el país es consciente de ello. Por eso, se le ha homenajeado en numerosas ocasiones, pero más aún este año 2019 con motivo de su 150 aniversario. Además de en el último Festival de Jerez, muchas instituciones y organismos públicos de nuestro país también están participando en el homenaje, pues “es de las figuras más importantes del flamenco actual, creó un corpus de música y fue de los primeros que empezó a grabar el cante, un revolucionario de su época, cantaor adelantado a la misma y que dignificó el flamenco” dice Juan Alfonso Romero (presidente del Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón).

Son numerosos los motivos por los que su figura merece ser recordada durante muchos años más, y así lo haremos. Por su paso por el Tablao Villa Rosa y por su gran y emocionante andadura entre los corazones de todos los amantes del arte flamenco.

Sin comentarios

Publicar Comentario

Síguenos en: