Pequeña Enciclopedia del Cante Jondo

Cante Jondo

Pequeña Enciclopedia del Cante Jondo

Cante Jondo

Cante Jondo

 

 

LAS BULERÍAS : proceden directamente de la soleá, y constituyen un cante para acompañar al baile (aunque algunas únicamente se cantan: son las denominadas Bulerías por Soleá. Su nombre deriva de «bulería» (burla, engaño), y la mayoría tienen un índole festivo. En general, las bulerías para bailar (o bulerías a golpe) tienen un carácter festivo y suelen admitir improvisaciones. A pesar de ello, las bulerías constituyen uno de los palos más difíciles y estrictos del flamenco.

 

 

Cante JondoFANDANGOS : guardan cierta relación con la Soleá. Tienen gran expresividad y carecen apenas de normas, de modo que el resultado depende de la interpretación del cantaor. No obstante, muchos de los Fandangos se aligeran y se alejan del espíritu flamenco, son los llamados «Fandanguillos».

Normalmente se asocian con los trabajos rurales de campo o de mar). Sobresalen los Fandangos de Huelva, con un gran influjo folclórico, ajustados al baile y con acompañamiento de castañuelas, y también de flauta y de caña rociera.

 

Cante Jondo

 

 

GRANAÍNAS : otro tipo de Fandango, éste de la tierra de Granada. Es el tipo de Fandango más próximo a sus orígenes moriscos, y algunas de sus melodías conservan la raíz árabe, pero también ha sido un palo que se adornó mucho y se aproximó así a la copla.

 

 

 

Cante Jondo

 

 

MALAGUEÑAS : es otro tipo de Fandango muy enriquecido a lo largo de la historia. Se empezó a difundir a mediados del siglo XIX en los Cafés Cantantes. Sus letras son generalmente fúnebres, característica muy común en otros tipos de fandangos.

 

 

 

Cante Jondo

 

 

 

PETENERA : procede de la provincia de Cádiz y se aproxima a principios del siglo XIX. En general, los gitanos piensan que cantar una petenera suele traer mala suerte por lo que no se acostumbra a cantar en público.

 

 

 

Cante JondoSIGUIRIYA : es el segundo núcleo de fundación del flamenco, y posiblemente es una derivación de las «Tonás», especialmente con un tipo de ellas, las llamadas Plañideras, que derivan de la palabra plañir, llorar.

Como cante gitano que es, sólo se conocía en círculos gitanos (en comunidades muy cerradas).

A principios del siglo XIX se empieza a conocer, coincidiendo con la suavización de la represión contra los gitanos (y una cierta situación política y cultural después de la guerra de la independencia contra los franceses).

Es un cante muy difícil, reservado a muy pocas familias gitanas y cada cantaor le dió una interpretación muy personal, aunque todas coinciden en un largo y estremecedor lamento.

Cante Jondo

 

SOLEARES : la Soleá es el fruto de la aparición pública de las «Tonás» y las «Siguiriyas».

Se empiezan a conocer entorno a 1.830 y nace como un cante pensado para acompañar al baile y siempre con guitarra. en ésto se diferencia de otros cantes, pues parece que su nacimiento tiene un papel público (posiblemente en los Cafés Cantantes, que eran cafés con actuaciones musicales, lo que ahora conocemos como Tablaos Flamencos) no cerrados a la comunidad gitana.

 

 

Cante Jondo

TANGOS GITANOS Y TIENTOS los Tangos Gitanos y Tientos tienen origen gitano y se remotan a mucho tiempo atrás. El Tango Gitano nació como oposición al dramatismo de la toná y la Siguiriya, y se distingue por su carácter festivo y bailable. los Tientos son una versión más pausada de los Tangos y son menos festivos porque se acercan a las Soleares. los Tangos acogen muchas influencias, entre ellas las que representan los Tanguillos Malagueños, que incorporan aires cubanos.

Cante Jondo

 

 

TARANTOS : son los Fandangos de Almería, relacionados con los cancioneros moriscos. dentro de este grupo destacan Las Tarantas, que se relacionan históricamente con el cante de las minas desde los movimientos revolucionarios mineros de 1.898. La Taranta, en efecto, estuvo vinculada a los movimientos de protesta social y las reivindicaciones laborales.

 

 

Cante Jondo

 

TONÁ : las «Tonás» son las muestras más antiguas del flamenco. posiblemente derivan de canciones populares del siglo XVII y de la palabra «tonada», «tono», «melodía». Fueron creación genuina gitana sobre todo en las zonas geográficas de Sevilla y Cádiz (permaneciendo ocultas entre las familias gitanas y apenas hay datos de las «tonás») y no se dieron a conocer hasta finales del siglo XVIII, cuando el Rey Carlos III prohíbe la persecución de los gitanos. Representan lo más obvio de la fusión entre lo oriental y lo andaluz.

Las letras eluden siempre a la vida de los gitanos errantes y con problemas y siempre muestran resignación ante la justicia, aunque suelen combinar la protesta y la resignación. Existen varios tipos, las más conocidas son las llamadas «Martinetes» (que se cantaban en las fraguas) o las llamadas «Carceleras» (que se cantaban en las cárceles).

Como casi todos los cantes originales no tienen acompañamiento musical ni tampoco baile, aunque en la actualidad se acompañan con golpes de yunque y martillo. Se consigue así que la voz sóla resulte más dramática, de acuerdo con la historia que se explica.

 

Sin comentarios

Publicar Comentario

Síguenos en: