Principales palos flamencos

Podríamos decir que el flamenco tiene tantas formas de expresión como personas hay en el mundo. Pues, como ya anticipábamos en nuestra pequeña introducción al flamenco, es un arte que nace de la improvisación y la introspección, enmarcado bajo el influjo de los palos flamencos.

¿Qué son los palos flamencos?

Como buenos conocedores de la baraja española, podremos deducir de donde viene el término, ya que no es sino una clasificación de los distintos géneros que hay dentro del flamenco.

Podemos observar que existen unos palos principales con unas características definidas. El ritmo y la métrica son los factores que determinan el estilo de cada uno de los palos flamencos que se van a interpretar.

Aunque se reconocen más de 50 palos flamencos diferentes, habría que destacar que hay algunos que son los más populares y de los cuales surgen el resto, influidos por el carácter de las gentes que lo han adaptado a sus costumbres y tradiciones.

Principales Palos Flamencos

  1. Soleares

Uno de los palos más básicos del flamenco y que también posee una gran variedad de estilos derivados especialmente de su procedencia como son los de Cádiz, Triana, Alcalá, Jerez y Utrera, entre otros.

Este género se asocia a las bailaoras, por los movimientos gráciles y femeninos que se ejecutan. De este estilo de 12 tiempos se derivan las famosas bulerías, la caña y el polo, los jaleos y la bambera.

*Suelen terminarse por bulerías (alegre y divertido)

  1. Cantiñas

Similares a los soleares, pero con otra tonalidad estética que resulta de un carácter más alegre y desenfadado.

Su procedencia se le asocia a la bahía gaditana, de donde emanan con fuerza otros estilos que nacen de las cantiñas como las alegrías, las romeras, los caracoles y mirabrás.

  1. Fandangos

Es un género muy recurrente en los espectáculos flamencos, reconocido como Bien de Interés Cultural en 2010.

Se le considera un estilo muy versátil, dada sus múltiples interpretaciones que se devienen de las características de cada zona y de los propios artistas.

En este sentido, los más conocidos son los de Granada, de Cádiz, de Almería y Córdoba.

Por lo general, los versos son de ocho sílabas y la métrica de los más populares suelen tener un compás de ¾ (ternario), aunque existen muchas variables

  1. Seguiriyas

Un cante trágico más conocido como “cante jondo” que denota desolación y que está interpretado de forma pausada y lenta. Sus letras versan sobre las desavenencias del amor y de la muerte.

El estilo métrico es de 12 tiempos y se le asocia a los palos denominados como Cabales, Liviana y Serrana.

  1. Tangos

El origen del tango flamenco es un poco difuso, aunque muchos investigadores lo asocian con un intercambio cultural entre la Habana y Sevilla.

Estilo que se caracteriza por su alegría y ambiente festivo, bebido de las raíces autóctonas de Cádiz, Triana, Jerez, Granada, Málaga y Extremadura.

El compás de los tangos es binario y destacan en sus variantes el Garrotín, los Tientos, las Marianas, la Farruca y el Tanguillo.

2 Comentarios
  • Marta
    Publicado a las 10:12h, 15 octubre Responder

    Buena introducción a los palos y sus variantes, el flamenco es un mundo apasionante. ¡Muchas gracias por vuestro trabajo, un saludo!

    • admin
      Publicado a las 15:57h, 19 julio Responder

      Gracias a tí por valorarlo y disfrutar de este arte Marta!! Un abrazo

Publicar Comentario

Síguenos en: